Saltar al contenido

6 formas de documentar tus recuerdos de viaje

Hay quien dice que un viaje se vive tres veces: al planificarlo y prepararlo, al vivirlo, y finalmente al recordarlo. Nosotros creemos que un viaje se puede vivir infinitas veces, y es por eso que a continuación te damos ideas para documentarlo en el formato que más te guste y que te permita recordar para siempre a la gente, la cultura y los paisajes tan mágicos que has visitado.

  1. Un diario de viaje.

Llévate una libreta y un bolígrafo a tu mochila de viaje y ve escribiendo aquellas anécdotas divertidas e inesperadas que surgirán a lo largo de la escapada y harán que sea única. Además de escribir los sitios o los restaurantes que has conocido y que te gustaría visitar de nuevo.

  1. Álbum de fotografías.

Mientras viajamos tendemos a tomar muchísimas fotografías, si al llegar a casa dedicamos un rato a seleccionar las más especiales y hacer un álbum digital o manual, siempre que queramos podremos cogerlo y revivir ese viaje. También podemos incluir fechas, pequeñas notas o incluso los billetes de tren o avión.

  1. Ilustraciones.

Esta forma de documentar nuestros paisajes o rincones preferidos no es para todos, pero para los más creativos puede ser una manera mágica y única de hacerlo. Sin embargo, ¿qué puede haber más placentero para un artista que dibujar una Aurora Boreal o un templo budista que está viendo con sus propios ojos?

  1. Hacer un vlog

Grabar vídeos explicando anécdotas, enseñar sitios preciosos o dar consejos para los siguientes viajeros es una muy buena idea para documentar tu viaje. Siempre que tengas un rato y mires ese vídeo te emocionarás y habrás agradecido hacerlo. Asimismo, puedes abrir una cuenta en Youtube y publicar éstas
vlogs para compartir tu experiencia con cualquier persona interesada en visitar ese destino.

  1. Caja de recuerdos.

El ticket de la obra de teatro que tanto disfrutaste, la caja de galletas tan bonita que compraste o el billete de avión que supuso el inicio de aquella maravillosa experiencia son sólo algunas de las cosas que puedes guardar dentro de una caja de recuerdos de un viaje. Es increíble cómo estos pequeños objetos te transportarán automáticamente a aquellos días ya esa cultura.

  1. Imanes y postales.

En nuestro día a día a menudo no tenemos tiempo de leer un periódico o observar un álbum de fotos. Es por eso que dejar un imán en la nevera de la cocina o una postal sobre el mueble del comedor, también es una buena idea para recordar a diario, aunque sea por un instante, aquella aventura y darnos energía para continuar con la rutina hasta que llegue el momento de emprender otro viaje.

Si quieres recibir en tu correo electrónico información sobre destinos, concursos, eventos y mucho más, suscríbete a nuestro newsletter.

Comparte en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Deja un comentario

Tu Dirección de Correo electrónico sin Publicada Sera.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan las datos de tus comentarios.